Seguro que más de una vez has escuchado, o has dicho “yo no paso por mujer”, o “los chicos trans son invisibles porque son más pasables”. “Me gustaría pasar”, etc… son expresiones cotidianas en la vida de las personas transexuales. Sin embargo ¿a ti esto no te chirría? Está muy claro que al decir estas cosas, nos referimos a la circunstancia de si las personas a nuestro alrededor nos perciben o no nos perciben como si fuésemos cisexuales (como si se nos hubiese asignado el sexo correcto al nacer), pero, al decir este tipo de frases, en cierto modo nosotros mismos estamos transmitiendo la idea de que, en realidad, no somos realmente hombres o mujeres, sino que intentamos “pasar por” algo que no somos.

Por eso, cuando escuché por primera vez a Miriamelle Suárez-Bárcena utilizar la palabra “cis-apariencia” para referirse a eso mismo, sentí que había encontrado algo que llevaba tiempo buscando y no sabía que había perdido. Referirnos a nosotras y nosotros mismos con palabras respetuosas, es cuidar de nuestra autoestima, es cuidarnos y respetarnos, y es el primer paso para conseguir el respeto de los demás. Por eso he pedido a Miriamelle que escriba un artículo invitado para hablar sobre el tema. Si te interesa saber más, puedes contactar con ella a través de su perfil de Facebook.

Cis-apariencia:

¿Qué significa y por qué de su acuñación?

Cis-apariencia significa el nivel de semejanza que tiene una persona trans a los estándares Cis-normativos establecidos por la sociedad con los cuerpos generalmente englobados en “hombre/mujer” (refiriéndose única y exclusivamente a las personas cisexuales). Por tanto cuanto mayor sea la cis-apariencia de una persona trans, menos visible será a la sociedad y por tanto su grado de integración a lo estandarizado será mayor.

La acuñación vino a sazón de mi reticencia a usar el ya clásico (aunque a mi modo de ver DAÑINO) “pasar por…”, dado que una persona no puede pasar por lo que ya es, es un absurdo y cada vez que veo a una persona reiterar casi cual mantra; “Es que yo no PASO por…”, se me cae el alma a los pies, dado que suena a una asunción que nuestro género sentido NO ES REAL, sino que somos un mal plagio, un sucedáneo (esto me lo llegó a llamar un tipo en su día) como bien pueda ser el surimi o directamente un fake, lo cual dista de ser cierto, además tiende a ir acompañado de un tono que suena a una petición de permiso o sentirse culpable por “intentar” ser aceptadas y lo siento mucho, pero por ahí si que no paso…

Las personas trans somos personas de pleno derecho, somos hombres y mujeres pues es con lo cual nos identificamos, nuestro cuerpo, nuestras normas, nuestros CONCEPTOS y lo cierto es que el de “pasar por…” para mí está obsoleto, es dañino y peligrosamente cercano a aceptar que nuestra identidad no es real.

Los conceptos y las experiencias se renuevan, renombrar y actualizan constantemente, algunos necesitan una resignificación o actualización más pronta o más urgente debido a los avances lingüísticos, conceptuales de la realidad y nuevas realidades, o realidades que han sido silenciadas y ocultadas anteriormente y, me temo, en el campo de la transexualidad hay que pasar un corrector lingüístico en profundidad, debido a que, por lo menos desde mi humilde punto de vista, hay conceptuaciones o palabras que han quedado desfasadas o ya no se ajustan a la realidad actual de las realidades por las cuales se crearon.

CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO

AL DARTE DE ALTA EN LA LISTA DE CORREO DE LA.TRANS.TIENDA

 

¡Ya casi estás dentro! Ahora ve a tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción con el correo que te llegará. Puedes usar tu código ahora mismo para tener un 10% de descuento: DESCUENTO10

Pin It on Pinterest

Share This

Compartir

¡Compártelo con tus amigos!