La revista Caja Muda, que reune a escritorxs y trabajadorxs de la cultura en diversas latitudes geoculturales, entrelazando temáticas diversas es una revista sobre temas de género de publicación bimensual. Cada número de esta revista viene poblado de interesantes artículos y otras expresiones artísticas de muy diversas clases entre las cuales siempre es posible encontrar algo que te emocione o te haga reflexionar.
En su número 5 se incluye el cómic “Cárcel de Carne“, de Zarva Barroso que narra los pensamientos de un chico trans. A parte de la gran calidad de los dibujos, es una historia que habla de la evolución personal, de la frontera desdibujada entre los sueños, las esperanzas, lo que es y lo que puede llegar a ser, de mirarse en los ojos de otra persona para poder verse a uno mismo.
Lo que me ha gustado:
Generalmente, cuando leo comics protagonizados por personas trans, el o la autora dibujan personajes que tienen claramente un aspecto de hombre o mujer, según el género que esa persona considera como propio, y no según el que se le asignó al nacer. Las mujeres trans son claramente mujeres, los hombres trans son claramente hombres, y pocas veces se ve representada una persona cuyo interior no se expresa en el exterior.
Vernos así representados, es doloroso, pero también es real. Las personas trans que, por un motivo u otro continúan viviendo en el rol de género asignado, vistiendo sus cuerpos y sus ropas como quien se pone un disfraz cada mañana, muchas veces se sienten demasiado inseguras como para atreverse a hablar con nadie. No se atreven a hablar con las personas a su alrededor, porque temen ser incomprendidas, porque no saben si serán rechazadas por los demás, y no se atreven a hablar con otras personas trans porque creen que considerarán que “no están a la altura”. Se crea lo que en un artículo traducido de la revista “crossdresser heaven” llamábamos “secreto, silencio y juicio”.
Es una historia que no habla de tratamientos médicos, sino de empoderamiento y desarrollo personal.
Quizá, lo que realmente me ha gustado, es que me recuerda a cómo fueron los primeros meses en los que supe que era trans, incluyendo la vivencia de mi cuerpo como una cárcel muy estrecha (no sabía por aquel entonces que la cárcel no la construía mi cuerpo, sino las miradas de los demás sobre él).
Lo que no me ha gustado:
Si me sigues desde hace tiempo te habrás dado cuenta que soy aficionado a los discursos trans “alternativos”, que representan a las personas trans fuera de los estereotipos médicos, de la visión de cuerpos imperfectos, tarados, que deben ser reparados para encajar en la sociedad.
Me gustan las obras que muestran la belleza de los cuerpos trans, pero echo de menos la representación de cuerpos como el mío. Porque cuando veo retratos artísticos o dibujos de cuerpos trans, veo cuerpos delgados, bien contorneados, incluso atléticos, sin pieles colgando, sin kilos de más ni celulitis, sin más cicatrices que las que haya dejado la mastectomía en los torsos de los hombres trans. Son cuerpos que han cruzado las fronteras del género (en algunas ocasiones, en varias direcciones, como es el caso de Del LaGrace Volcano), pero continúan sin atreverse a atravesar las fronteras de las revistas de moda.
Este comic muestra figuras bellísimas, como casi todos los comics en que aparecen personajes trans. Como casi todo lo que se consideran representaciones “positivas” de la transexualidad, en las que las huellas de la violencia a que hemos inflingido (y quizá seguimos inflingiendo) sobre nuestros propios cuerpos, sobre nosotros mismos, están de más. Los trans gordos, fofos y estropeados tendremos que conformarnos con seguir pensando que no estamos a la altura.
Sin embargo, te recomiendo que leas este cómic, y espero que te guste y lo disfrutes tanto como yo.

CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO

AL DARTE DE ALTA EN LA LISTA DE CORREO DE LA.TRANS.TIENDA

 

¡Ya casi estás dentro! Ahora ve a tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción con el correo que te llegará. Puedes usar tu código ahora mismo para tener un 10% de descuento: DESCUENTO10

Pin It on Pinterest

Share This

Compartir

¡Compártelo con tus amigos!